El estado de nuestra piel ofrece más información acerca de nosotros de la que podemos pensar,  ya que no sólo muestra nuestra belleza exterior, sino que también es un reflejo de cómo nos sentimos interiormente. En muchas ocasiones la descuidamos y no somos conscientes de todos los factores a los que está expuesta,  y es que aunque tiene una gran capacidad de regeneración… nuestra envoltura no puede con todo.

Hoy os presentamos 10 sencillos tips que  os harán ver lo fácil que es mantener vuestra piel joven, luminosa y saludable. Incorporadlos a vuestra rutina de cuidados y no tardaréis en ver los resultados.

  1. Piensa en tus productos de cuidado facial como una necesidad, no un lujo. Elige los más adecuados para ti y considéralos como una inversión en tu propia belleza y salud. Asimismo, usa cosméticos de calidad: si tienes una rutina de maquillaje a diario, piensa muy bien en los productos que utilizas.
  2. Hidrátate cada mañana y cada noche con una buena crema humectante.
  3. Cuídate del Sol con buenos productos de protección solar. El bronceado embellece nuestra piel, pero debemos adquirirlo de forma saludable y gradual.
  4. Duerme lo suficiente. El descanso es la mejor manera de revertir los daños causados por los radicales libres que dan como resultado la oxigenación celular. Cuando el sueño se reduce en calidad o cantidad, el cutis se resiente.
  5. Di “adiós” al estrés. Reserva tiempo para ti, para realizar actividades que te gustan y te relajan. Mantener nuestra mente despejada es saludable y necesario. Además no hay nada más dañino para tu piel que la ansiedad. Relájate, tu piel te lo agradecerá.
  6. Haz ejercicio. Ejercitándonos regularmente, nutrimos nuestra piel con oxígeno, del mismo modo que la sudoración nos ayuda a eliminar toxinas.
  7. Bebe mucha agua. La buena hidratación contribuye directamente a mantener la elasticidad y pureza de tu piel.
  8. Cada quince días exfolia suavemente la piel de tu rostro con una crema exfoliante o con un poco de yogurt natural y azúcar de cristales finos, realizando suaves movimientos circulares sobre tu rostro. Esto te ayudará a eliminar células muertas.
  9. Tres veces por semana, antes de dormir, aplica un poco de pulpa de aloe vera en el contorno de tus ojos y alrededor de tu boca. Esta receta natural ayuda enormemente a prevenir arrugas y marcas pronunciadas de los gestos faciales.
  10. Desmaquíllate. Siempre que te embellezcas con algo de maquillaje, recuerda retirarlo completamente de tu rostro. Si no lo haces, el maquillaje taponará tus poros y favorecerá la aparición de impurezas.